Crítica korn the paradigm shift

korn-paradigm-mediCon Korn pasa lo que ocurre a veces con algunos antiguos amigos, hace ya muchos años fueron tus mejores amigos, al tiempo ya los ves y no te gusta estar con ellos porque ya casi no tenéis cosas en común, pero aún así , de vez en cuando, sigues quedando cómo por costumbre y cada vez que quedas te juras que nunca más lo harás, pero si lo haces.

Esto es lo que me pasa con Korn , fueron mi grupo preferido, y últimamente, con cada disco que hacen , me desilusionan más, y este ” the paradigm shift” no es diferente, aunque tiene sus matices.

Lo primero, el primer single que han elegido para promocionar este disco es el peor tema del mismo, con diferencia además, y eso que los chicos de Baskerfield tienen una cierta habilidad para elegir buenos temas en discos malos, y en este caso han hecho justo lo contrario, “never never” es un tema popero que desentona con el sonido algo más duro del disco.

El segundo apunte es que , si bien el sonido en general no está mal, cae en la monotonía muy pronto, falta creatividad, variedad, te da la sensación de que ya has escuchado algo similar antes, y en la mayoría de los casos de la mano de los propios Korn.

Como ya he comentado, el disco musicalmente se deja escuchar, no esperéis un regreso a los comienzos ni chorradas de ese estilo, es un disco en la onda de los últimos trabajos de la banda, por suerte no suena tanto al maldito dubstep de su anterior disco aunque no se olvidan por desgracia de los sonidos electrónicos.

El punto más decepcionante del disco es Jonathan Davis, su voz no suena igual, ya no berrea de la misma forma, si que es cierto que en un par de temas intenta dar caña, poniendo voz gutural, pero no suena como antaño, una pena . En la mayor parte del disco Davis suena muy “pop”, le falta algo, ya no desgarra como antes.

Creo que ya es momento de olvidarnos de los primeros discos de estos chicos, no van a volver a eso, no les interesa,  están en otra cosa, probando sonidos nuevos o quizás no tan nuevos, con la sensación de que tienen el freno echado y que así seguirán, otra vez me habéis dejado esa sensación que me deja aquel viejo amigo, no quiero volver a saber de vosotros, y aún así sé que volveremos a encontrarnos.

Crítica Deftones Koi No Yokan

deftones Hace ya un mes o así que salió a la venta el último disco de Deftones y he de reconocer que me lo he tomado con cierta calma a la hora de escucharlo. Su último trabajo, Diamond eyes, me resultó muy pesado, muy aburrido, muy monótono y aunque mantenía su estilo, algo que hoy día es de agradecer, no logró despertar mi atención.

Así que empecé escuchando canciones sueltas de este trabajo, su adelanto “leathers” me gustó bastante, después creo que fue “tempest” un corte algo más melódico pero también cañero, y casi aseguraría que me gustó más que su adelanto.

Buenas vibraciones, así que me dispuse a escuchar el disco completo, tranquilo, sin esperar nada concreto aunque con cierta esperanza después de haber disfrutado de sus  dos primeros temas y he de decir que he escuchado uno de los mejores discos en los últimos meses, Deftones en estado puro, no hay un sólo tema de los once que componen el disco que no me guste. La voz de Moreno suena genial, muy auténtica, jugando con las melodías, agresiva en ocasiones, susurrante en otras.  Musicalmente el disco pasa de la melodía a la caña, con cortes variados entre sí y dentro de ellos mismos, da la sensación de que ha sido un disco muy trabajado por los chicos de Sacramento. Hay canciones bastante agresivas, como “Swerve City” y alguna también más melódica como “Entombed” aunque quizás lo mejor de todo es que ninguna canción llega a ser cañera del todo ni 100 por 100 melódica, hay un equilibrio en cada tema muy bien calibrado, muy bien elaborado.

Gran disco, cañero, aunque con matices melódicos cómo no podía ser de otra manera, suena genial, no hay lugar para la típica canción prescindible, aburrida y cansina que suele estar presente en muchos discos. Grandes Deftones, gran Koi yo yokan.

Crítica The Mars Volta Noctourniquet

 Llevaba meses esperando este momento, el de escuchar el nuevo disco de estos genios que desde 2009 no sacaban ningún trabajo, el último ” Octahedron” me dejó un gusto amargo, no me terminó de gustar, lo vi excesivamente pausado, aunque también habría que decir que el propio grupo catalogó a este trabajo como un disco “acústico”, por lo que se puede perdonar esa bajada de revoluciones.

Sus discos anteriores son sencillamente magistrales, con un disco debut que es uno de los mejores discos que he escuchado en mi vida, las canciones eran un continuo cambio, un continuo caos, una continua obra de arte.

Después de escuchar este “Noctourniquet” se me vuelve a quedar ese gusto amargo que me quedó con su último disco, ¿ quiere eso decir que es un mal disco? no, pero no está al nivel de sus cuatro primeros trabajos, principalmente por un factor,  echo de menos el caos, esa sensación de no tener ni idea de como va a acabar cada canción, esa genialidad en los instrumentos. Este disco es mucho más plano, suena menos improvisado, menos estruendoso.  Canciones como “Velamadaly” o “trinkets pale of moon” son un tostón, típicas canciones a las que no les prestaría ninguna atención si no fuese por que los creadores son “The mars Volta”. Y otro factor que tampoco me ha gustado ¡¡la manía cansina que tienen últimamente los grupos por los efectos de música electrónica!! Quiero guitarras, bajo, batería y voz!! a mí todo lo demás me sobra y aquí encuentro demasiados arreglos que , como siempre me suenan muy artificiales, canciones como “In absentia” , “Imago” y
“the whip hand”, incluyen estos desagradables añadidos.

En general el tono del disco es excesivamente calmado, suena muy intimista, pero son “The mars Volta” y no todo va a ser malo, ni mucho menos, llegamos a “Molochwalker”, el mejor corte del disco, cien por cien TMV, también suena genial su primer single “Malkin Jewel” con un sonido muy setentero, me viene a la mente “Led Zeppelin”, sin olvidar “Dislexicon” otro tema muy destacable.

Creo que estamos ante un disco con 5 o 6 buenas canciones, y con otras tantas más bien aburridas. La primera escucha decepciona, es la verdad, pero mejora si escuchas el disco unas cuantas veces.

No se puede comparar con sus primeros discos, eso está claro, ya que perdería por goleada, aunque en términos generales, y después del primer choque general tras su estreno en el reproductor, podríamos calificarlo como aceptable, aunque eso sí, por los pelos.

Espero que este no sea el camino a seguir por la banda y vuelvan a ese rock casi perfecto que es tan característico  de estos genios.

Crítica Korn the path of totality

La verdad es que se me hace muy extraño hacer este comentario sobre el que en su momento fue mi grupo preferido ya que han llegado un punto en el que cada disco es tan diferente al anterior, dan tantos bandazos que ya no se lo que pensar de ellos y lo que es peor, cuál será el destino de los chicos de  Bakersfield.

Si hace poco más de un año nos prometían volver a sus inicios, trabajando con el mismo productor que en sus dos primeros trabajos, y faltaban claramente a su promesa ya que, aunque el disco no era malo, dejaban de lado los sonidos electrónicos y las pro tools, y eso es de agradecer, tampoco llegaban a crear ese sonido tan característico de sus primeros trabajos, haciendo un disco que aunque sonaba más a Rock y más a Korn que cualquiera de sus últimos discos, estaba lejos de ser el tan comentado “regreso a las raíces”.

Sobre este “The path of totality” ¿Que puede decir un oyente que normalmente escucha Grupos de Rock en todas sus vertientes desde Led zepellin, Deep Purple hasta Pearl Jam, Slipknot y hasta día de hoy, Korn? Pues lo primero es que esto no es un disco de Rock, ni mucho menos, y que de Korn aquí sólo queda la voz de Davis, Ya que los sonidos de Guitarra, bajo y batería suenan a cualquier cosa menos a Korn, seguro que cualquier programa informático hoy día puede crear esos sonidos instrumentales sin necesidad de utilizar a músico ninguno.

¿Decepción? Por supuesto, aunque viendo hace un par de semanas comentarios de Davis a través de facebook diciendo que le encantaba una canción de David Guetta pues…

Tampoco uno esperaba una obra maestra de este disco, ya que me dejó desconcertado el que en cada canción iban a trabajar con famosos dj´s de un estilo de música electrónica llamado “dubstep”, pero si hace un año afirmaban que volvían a sus raíces, este giro de 180 grados, olvidando por completo esa promesa, es cuanto menos para preocuparse.

No voy a entrar a valorar este trabajo como hago normalmente canción por canción porque no entiendo nada de música electrónica ni me atrae, respetando, obviamente, que haya un público al que este disco le pueda gustar. Tampoco es que me considere un crítico de Rock pero llevo muchísimos años escuchando este estilo musical y de lo que si que puedo hablar es de lo que me gusta más o me gusta menos, y este disco en concreto no me gusta nada.

He escuchado el disco completo unas cuatro veces, me ha costado, lo reconozco. Conforme lo escuchaba he pasado del cabreo a la indiferencia, de la indignación al aburrimiento. Es duro ver como tu grupo preferido pasa de hacer discos enfocados a llenar estadios a hacer discos encaminados, supongo, a llenar discotecas.

La verdad es que hubiese sido de agradecer que en este trabajo se hubiese prescindido de usar el nombre de Korn, y se hubiese llamado algo así como “Davis dj´s sessions”, porque es lo único característico de Korn que queda en este disco, La voz de Jonathan. Y así gente como yo no nos hubiésemos llevado semejante fiasco.,

Habrá gente a quién este disco le guste, ya que en otras ocasiones, puntualmente, Korn ya había trabajado con sonidos electrónicos en discos anteriores y, si bien a la mayoría de los seguidores veteranos no nos hacía mucha gracia ese giro de tuerca en su sonido, a algunos de los nuevos seguidores o fans si les llamaba la atención ese cambio.

Quizás este sólo sea otro bandazo más de una banda que parece que lleva años perdida, Quizás en su próximo disco vuelvan a prometer sonidos “old school”, quizás el próximo disco sea junto a David Guetta o Bob Sinclair, dos de los dj´s de moda en cualquier discoteca del mundo, quién sabe lo que nos espera…

Crítica Indorphine Glowsticks For Clubbing Baby Seals

 Como habréis podido apreciar por mis comentarios musicales (Exceptuando a los geniales “The mars volta”), Tengo una preferencia clara por grupos de rock con sonidos bastante agresivos, se podría decir que soy un fan del llamado “new metal” pero en su vertiente más cañera, Grupos como Slipknot, Mudvayne , Korn y Deftones, estos dos últimos sobre todo  en sus comienzos y así un largo etcétera forman parte de mi discoteca particular. Podría tirarme horas hablando de grupos casi desconocidos que me gustan bastante (Relative ash por ejemplo para los fans del Adrenaline de Deftones o Flymore para los fans de los últimos discos de Korn) y quizás algún día lo haga, pero hoy nos ocupa un grupo de esos desconocidos que me ha llamado la atención especialmente, un grupo agresivo y cañero como pocos , que hará las delicias de los fans de grupos como Mudvayne y Slipknot, principalmente de los primeros.

El disco que nos ocupa salió en 2006 y que yo sepa hasta la fecha este grupo no ha publicado nada más , una pena debido a lo original de la propuesta.

Lo primero que habría que decir es que este grupo tiene una gran similitud con el primer disco de Mudvayne, ese brutal “LD50”, aunque para mi gusto tiene un sonido algo más fresco ya que en algunos temas juegan con sonidos que nos recuerdan a System of a down (temas como Spaghettil), en otros nos recuerdan a grupos Hardcore (port o culture), y como no también hay temas bastante melódicos (Blue eskimo y radio whore sobre todo), El resto es caña , caña y más caña, con temas impresionantes como Uncle winkle´s hump palace, Spaghetti, 1,5 (Este me recuerda al people = shit de Slipknot sobre todo al principio) y prácticamente todo el resto de temas, en los que la voz gutural del cantante (no siempre) , las guitarras distorsionadas y un bajo que suena de lujo, acompañado de un bateria competente, nos hará pasar un rato más que agradable (y desagradable para el que no disfrute con esta música, que son la mayoría).

Críticas Incubus if not now, when?

 Voy a ser muy duro a la vez que breve en mi comentario de hoy, y claro como nunca, estamos ante uno de los peores discos que he escuchado en los últimos años. ¿Este es el mismo grupo que realizó aquel genial S.C.I.E.N.C.E.? no me lo puedo creer…

Últimamente hay una tendencia en la mayoría de los grupos de rock, sea cual sea el subgénero al que pertenecen, en justificar un cambio de estilo en su música bajo la etiqueta de la “evolución”, por otro lado necesaria, que todos los grupos han de experimentar. Entiendo, lógicamente que cada disco sea diferente, y que todos los grupos introduzcan algún elemento diferenciador de un disco a otro, pero cuando se llega al punto de no reconocer al grupo que estas escuchando si lo comparas con trabajos anteriores, normalmente tenemos un problema.

Les ha pasado a Korn , Deftones, Limp Bizkit y un largo etc. Por desgracia todos empiezan haciendo discos brutales , con un sonido muy original , para ir cambiando, con el paso de los años a un sonido mucho más monótono y menos creativo, pero en el caso de Incubus con este disco este hecho llega al extremo, realizando uno de los discos más aburridos , repetitivos y poco creativos que he escuchado en años. No queda ni una pizca de esa genialidad que mostraron en sus dos primeras creaciones, y que en discos posteriores, como “Morning view o “make yourself” también dejaron patente aunque ya en menor medida.

No se como catalogar este disco , llamar a esto Rock es un insulto a un estilo musical tan valorado por mi parte, no se si lo apropiado sería decir que es “pop pasteloso” aunque supongo que a los que os gusta el Pop de verdad tampoco os gustará que catalogue este disco en esa categoría, así que casi mejor dejar que cada cuál le ponga la etiqueta que crea conveniente, ya que yo no se como llamar a este despropósito.

He de decir que muy a mi pesar he escuchado tres veces el disco de principio a fin , teniendo en todo y cada uno de los temas escuchados la tentación de pasar a la siguiente canción al cabo de 30 segundos, pero he sido fuerte y he aguantado.

Lo siento pero no puedo salvar ni una sola de las canciones , sería excesivamente benevolente y después de ver lo que fueron capaces de hacer en el pasado no estoy dispuesto a aceptar barco como animal aquático si se me permite el chiste tonto.

Es una pena que hayamos perdido otro gran grupo por el camino, pero por desgracia con Incubus este temor se convierte en realidad, otro grupo que tachar de mi lista de favoritos…

Crítica Limp Bizkit Gold Cobra

limp-bizkit-gold-cobra-deluxe-editionHace ya muchos meses que esperaba escuchar esta disco. En principio se comentaba que su salida sería para finales de verano del 2010, despues se dejó para Navidades del mismo año y al final ha salido a finales de Junio de 2011.

Con Limp Bizkit me pasa como con la mayoría de los primeros grupos de New metal, empezaron con discos espectaculares (Deftones y su adrenaline, Korn con sus dos primeros trabajos y Coal chamber) y poco a poco se han ido diluyendo, desde mi punto de vista , para no ser ni una sombra de lo que fueron (Coal chamber acabó desapareciendo hace unos años).

El caso de Limp Bizkit es especialmente sangrante ya que han tenido al parecer  bastante problemas internos hasta el punto de que se temía que la banda se separara.

El último trabajo de estudio de la banda, “the unquestionable truth” me gustó bastante, al contrario que el disco justamente anterior a este, el decepcionante “results may vary” un trabajo que para mí era el ejemplo de que la banda había tocado fondo , sin energía , sin creatividad, un disco plano.

Pero como decía el predecesor de este “Gold Cobra” era un disco muy serio , con un sonido contundente , daba la sensación de que se lo habían tomado muy en serio. Y desde aquel trabajo han pasado 6 años, Creo que a todos los que nos gusta este grupo estábamos espectantes, sin saber muy bien por donde nos iban a salir despues de tantos años. Y la verdad es que el resultado , si bien lejos de su primer disco (ya no suenan igual de atronadores) cumple con las espectativas.

Muy del estilo del “chocolate starfish”, mantiene ese sonido tan genuino del grupo, es verdad que , para mi gusto, echo en falta mas temas “a berrido limpio” es decir , de los que cuando lo escuchas te dan ganas de ponerte  a saltar como un loco (Quizás” get a life” lo consigue por momentos) pero es un conjunto más que aceptable , mezclando como no sus guitarreos agresivos con partes mas hiphoperas, si se me permite la expresión.

La primera canción después del intro es un tema que es 100% Limp Bizkit, mezclando a la perfección las estrofas raperas de Fred con los guitarreos del Amigo Borland, Un comienzo muy bueno. Seguimos con Gold Cobra, el tercer corte muy del estilo del anterior, quizás algo menos cañero en cuanto a lo musical pero basicamente similar en todo lo demás, otro tema que no decepciona.

Shark Attack era uno de los temas que habían dejado caer por youtube  antes de la salida del disco, uno de los temas contundentes aunque algo repetitivo.

Y llega El tema más agresivo del disco , curiosamente empieza como una canción de hip hop, para acabar demostrando que todavía le quedan cuerdas vocales al amigo Durst. Mi tema preferido.

Con Shotgun volvemos a un tema más moderado y quizás uno de los más simplones del disco, no está mal tampoco pero no destaca. El siguiente corte vuelve a recordarnos ese sonido tan característico de los Bizkit, musicalmente suena genial, una de las canciones más pegadizas del álbum.

Walking Away es la canción melódica del disco aunque con sorpresa, ya que  vuelve a demostrarnos ya cuando lleva más de dos minutos sonando que Fred todavía pega buenos berridos cuando lo cree necesario, aunque en general es un tema muy tranquilo.

Llegamos a Loser, otro de los temas con un sonido más cercano al hip-hop que al new metal, otro tema flojito para mi gusto. La cosa se vuelve a poner interesante ya casi al final con tres temas potentes y con el sello inconfundible “Limp Bizkit”. Autotunage me recuerda mucho al “chocolate Starfish”. 90.2.10 juega al principio con nosotros ya que suena muy “heavy” para después volver al sonido hip-hop que tanto le gusta a la banda, otro tema muy pegadizo, Que acaba con música Funky.

Why try es creo la primera canción integra que se escucho como adelanto de este disco, y no es por casualidad , suena muy enérgica y es uno de los cortes más contundentes de todo el album.

Acabamos ya con Killer of you, Otro de esos cortes que comienza sonando a hi-hop y acaba con un toque bastante “heavy” en sus guitarras.

Bueno, ya para concluir y a modo de resumen creo que estamos ante un disco bastante aceptable, no he tenido la tentación de pasar ninguna canción conforme la escuchaba , buen síntoma sin duda. Creo que no decepcionará a los fans del grupo.