Crítica Argo

argoHe aquí una de las triunfadoras de la última entrega de los archiconocidos Oscar de Hollywood. Una película que ha hecho mucho ruido, ya que está basada en hechos reales, y como suele pasar en estos casos aquí hay más ruido que nueces.

Se nos cuenta la historia del secuestro de la embajada estadounidense en Irán debido a ciertas tensiones políticas, y cómo momentos antes del secuestro 6 trabajadores de la embajada huyen y acaban siendo acogidos por la embajada de Canadá, aunque esta situación no puede durar mucho tiempo por lo que el gobierno de los Estados Unidos, para sacarlos de allí, se inventa una cortina de humo basada en la búsqueda de exteriores para una película, en la que los 6 refugiados en la embajada de Canadá se harán pasar por cineastas.

Supongo que ya casi todos los que estáis leyendo estas líneas sabríais de lo que iba “Argo” ya que es una cinta que ha hecho mucho ruido, el problema es que la película, que es correcta términos generales, es muy simple, no llega a decepcionar, porque cumple más o menos con lo que se espera pero si que me esperaba bastante más.

Ben Affleck, que hace las veces de actor y director demuestra que no es un prodigio detrás de las camáras, ni delante tampoco, por un lado como director no termina de meter a la película el ritmo que necesita, es plana, previsible, se echa en falta algún giro de guión, algún puntito más de suspense, son de estas películas en la que con un giro de tuerca más te dejan con el corazón en un puño en momentos puntuales, pero aquí eso no ocurre.

También están desaprovechados dos de los secundarios de lujo de la cinta, especialmente  John Goodman, en el papel de cineasta de segunda fila, un personaje que al principio de la película parece que va a tener mucha más relevancia de la que realmente tiene , por desgracia. El otro secundario de lujo, Alan Arkin, si tiene un papel algo más relevante, aunque también me parece desaprovechado sobre todo en la parte final de la cinta.

Y Affleck está especialmente contenido en su papel de superprotagonista absoluto, se le ve un poco forzado en ese personaje de espía con nervios de acero, no está mal aunque es una interpretación mejorable.

Supongo que al público americano le habrá tocado algo más la fibra sensible al estar, como dije antes, basada en hechos reales, de la huida de americanos en Irán. A mí, que estoy al otro lado del charco, no me ha parecido una película destacable. Cumple y entretiene (aunque de manera muy justita) pero no da un paso más allá, es una película simple, del montón, en definitiva una película prescindible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s