Crítica Deftones Koi No Yokan

deftones Hace ya un mes o así que salió a la venta el último disco de Deftones y he de reconocer que me lo he tomado con cierta calma a la hora de escucharlo. Su último trabajo, Diamond eyes, me resultó muy pesado, muy aburrido, muy monótono y aunque mantenía su estilo, algo que hoy día es de agradecer, no logró despertar mi atención.

Así que empecé escuchando canciones sueltas de este trabajo, su adelanto “leathers” me gustó bastante, después creo que fue “tempest” un corte algo más melódico pero también cañero, y casi aseguraría que me gustó más que su adelanto.

Buenas vibraciones, así que me dispuse a escuchar el disco completo, tranquilo, sin esperar nada concreto aunque con cierta esperanza después de haber disfrutado de sus  dos primeros temas y he de decir que he escuchado uno de los mejores discos en los últimos meses, Deftones en estado puro, no hay un sólo tema de los once que componen el disco que no me guste. La voz de Moreno suena genial, muy auténtica, jugando con las melodías, agresiva en ocasiones, susurrante en otras.  Musicalmente el disco pasa de la melodía a la caña, con cortes variados entre sí y dentro de ellos mismos, da la sensación de que ha sido un disco muy trabajado por los chicos de Sacramento. Hay canciones bastante agresivas, como “Swerve City” y alguna también más melódica como “Entombed” aunque quizás lo mejor de todo es que ninguna canción llega a ser cañera del todo ni 100 por 100 melódica, hay un equilibrio en cada tema muy bien calibrado, muy bien elaborado.

Gran disco, cañero, aunque con matices melódicos cómo no podía ser de otra manera, suena genial, no hay lugar para la típica canción prescindible, aburrida y cansina que suele estar presente en muchos discos. Grandes Deftones, gran Koi yo yokan.