Crítica El legado de Bourne

 Después de una trilogía bastante aceptable protagonizada por Matt Damon los creadores de esta saga han querido prescindir del famoso Bourne para crear un personaje basicamente idéntico aunque con diferente nombre, y bajo mi humilde punto de vista se han quedado bastante por debajo de la trilogía original principalmente por la repetición continua de todo lo visto anteriormente pero en este caso apoyado en un guión bastante más simple, que llega a ser casi ridículo por lo poco que expone.

En definitiva estamos ante una copia casi exacta de las anteriores películas, es decir, agente muy bien entrenado que resulta incómodo a alguna agencia americana y por lo tanto hay que perseguirlo etcetc.

El problema, además de que todo lo que vemos en la película lo hemos visto de una manera más lograda en las tres anteriores, es que se repiten los típicos clichés de película de acción que ya se han rodado en infinidad de títulos, la chica guapa emocionalmente frágil (Rachel Weisz repite ese papel por enésima vez) el protagonista que cuida de ella, los altos cargos del gobierno malos malísimos y un enemigo listo y mejor preparado que el prota.

Realmente esos son los ingredientes del 99 por ciento de este tipo de cintas, pero en este caso todo es muy predecible, demasiado. En ningún momento la historia engancha al espectador ya que es muy simple, le falta ese toque de madurez y de cierta complejidad que acompañaron a sus predecesoras.

Tampoco ayuda otra de las grandes bazas de esta saga, las escenas de acción, ya que, además de escasas (exceptuando la última escena que es bastante larga) no están para nada inspiradas, demasiados cambios de plano, demasiados primeros planos en escenas donde hubiese resultado mucho más espectacular mostrar las escenas desde una cierta distancia. La escena final no está mal, la verdad, aunque el resultado podía haber sido mucho más espectacular.

Las interpretaciones correctas, Jeremy Renner (el prota), cumple en un papel que tampoco le exige un derroche de facultades,Rachel Weisz, como ya dije antes, repite el papel de chica con facilidad para derramar lágrimas, y supongo que como es un papel que ha repetido mil veces lo hace bastante bien, y el resto de actores cumple, sin más.

Película simplona, predecible y algo aburrida, llevando el nombre de Bourne en el título habría que exigirle bastante más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s