Crítica Ted

Desde que vi el trailer de esta película me entraron unas ganas terribles de ir al cine a ver a este peluche sinvergüenza , y sobre todo sabiendo que detrás está el creador de padre de familia, humor gamberro protagonizado por un osito de peluche.

Y después de verla la sensación es agridulce, el osito es gamberro , sí, pero no tanto como parecía. Si bien en la primera parte Ted se muestra como lo que uno espera, un cachondo mental, conforme avanza la película el peluche pierde fuerza y gracia para convertirse en el personaje más maduro de la cinta, una pena.

La historia aquí es lo de menos, un oso de peluche que, milagrosamente tiene vida después de que un crío pida un deseo.

La primera parte de la cinta es lo mejor con diferencia, y es donde más se ve la mano se su creador. Ted es un guarrete fumeta bastante cachondo, las escenas protagonizadas por el peluche te hacen troncharte de risa durante la primera hora de película, con su punto álgido en la fiesta que el osito organiza en su casa.

A partir de ahí, por desgracia, la historia se centra más en la relación entre el amigo íntimo de Ted ( Mark Wahlberg) y su novia (Mila Kunis) y, cuando uno espera que con los problemas de pareja de los jovenes, Ted muestre su lado más golfo,  es casi todo lo contrario, la película se vuelve un poco aburrida y genérica, más cercana a la comedia romántica del montón que a la comedia gamberra que se había visto durante una hora.

Hay que reconocer que cuando acaba la película te deja con ganas de más, Ted es un personaje entrañable, con mejor corazón del que puede parecer, algunos gags son francamente divertidos y aparecen un par de personajes que son bastante llamativos pero no puedo negar que esperaba más de Ted, algo más gamberro, algo más disparatado, algo más cafre.

Pero no es así. La película divierte, pasas un buen rato, aunque creo que podía haber ido un poco más allá, se contiene un poco en la parte final, haciéndose bastante más seria.

La voz de Santi Millán ha sido la elegida para dar vida a Ted en su versión en castellano, aunque creo que se podía haber elegido un actor de doblaje mejor, que le hubiese dado algo más de personalidad al peluche, algo más de energía. Aún así tampoco queda tan mal como otros casos en que un famoso dobla (y destroza) a personajes de dibujos animados.

Aparte de Ted, los otros protagonistas de la película están bien, tampoco sus personajes pasarán a la historia pero hacen de buenos escuderos del peluche gamberrete.  Giovanni Ribisi si que destaca en el papel de desviado mental, un personaje bastante llamativo.

Entretenida, pero menos de lo que me esperaba, menos gamberra de lo que se podía esperar y algo convencional en su última parte Ted es un entretenimiento correcto, sin más.

Anuncios

Crítica El legado de Bourne

 Después de una trilogía bastante aceptable protagonizada por Matt Damon los creadores de esta saga han querido prescindir del famoso Bourne para crear un personaje basicamente idéntico aunque con diferente nombre, y bajo mi humilde punto de vista se han quedado bastante por debajo de la trilogía original principalmente por la repetición continua de todo lo visto anteriormente pero en este caso apoyado en un guión bastante más simple, que llega a ser casi ridículo por lo poco que expone.

En definitiva estamos ante una copia casi exacta de las anteriores películas, es decir, agente muy bien entrenado que resulta incómodo a alguna agencia americana y por lo tanto hay que perseguirlo etcetc.

El problema, además de que todo lo que vemos en la película lo hemos visto de una manera más lograda en las tres anteriores, es que se repiten los típicos clichés de película de acción que ya se han rodado en infinidad de títulos, la chica guapa emocionalmente frágil (Rachel Weisz repite ese papel por enésima vez) el protagonista que cuida de ella, los altos cargos del gobierno malos malísimos y un enemigo listo y mejor preparado que el prota.

Realmente esos son los ingredientes del 99 por ciento de este tipo de cintas, pero en este caso todo es muy predecible, demasiado. En ningún momento la historia engancha al espectador ya que es muy simple, le falta ese toque de madurez y de cierta complejidad que acompañaron a sus predecesoras.

Tampoco ayuda otra de las grandes bazas de esta saga, las escenas de acción, ya que, además de escasas (exceptuando la última escena que es bastante larga) no están para nada inspiradas, demasiados cambios de plano, demasiados primeros planos en escenas donde hubiese resultado mucho más espectacular mostrar las escenas desde una cierta distancia. La escena final no está mal, la verdad, aunque el resultado podía haber sido mucho más espectacular.

Las interpretaciones correctas, Jeremy Renner (el prota), cumple en un papel que tampoco le exige un derroche de facultades,Rachel Weisz, como ya dije antes, repite el papel de chica con facilidad para derramar lágrimas, y supongo que como es un papel que ha repetido mil veces lo hace bastante bien, y el resto de actores cumple, sin más.

Película simplona, predecible y algo aburrida, llevando el nombre de Bourne en el título habría que exigirle bastante más.