Crítica Batman El caballero oscuro la leyenda renace

Todo el mundo esperaba esta tercera entrega de la nueva versión de Batman de Christopher Nolan, especialmente después de una segunda parte sencillamente magistral (la primera no me gustó tanto). El listón estaba muy alto y cerrar la trilogía dejándola al nivel de su predecesora iba a ser tarea muy complicada.

En principio, el hecho de no poder contar con Joker (ni se habla de él en toda la película por respeto al fallecido Heath Ledger), protagonista absoluto de la segunda entrega, iba a hacer que el malo malísimo de la nueva cinta lo tuviera complicado. Tampoco ayudaba el hecho de que en “El caballero oscuro” se jugará con tanta brillantez con el personaje de dos caras, y su eterna duda entre el bien y el mal, que pone a Batman contra las cuerdas.

Era difícil hacer una historia mejor y más compleja y a un villano más retorcido y mejor interpretado, y precisamente aquí esta la grandeza de esta película, nos presenta a nuevos personajes y nuevas tramas que se alejan de esa complejidad de la anterior película para centrarse en el héroe de Ghotam, Batman.

Aquí él es el protagonista absoluto sobre todo en cuanto al desenlace que tiene el protagonista y cómo afectan los nuevos personajes que aparecen en la cinta al caballero oscuro.

Si bien hasta que la película no lleva ya más de una hora no nos damos cuenta de este hecho, cuando la cinta se acerca a su final es cuando vemos la relevancia del hombre Murciélago y del propio Bruce Wayne, de que casi todo lo que ocurre durante las más de dos horas que dura esta tercera entrega está hecho para crear un final de trilogía sencillamente épico.

Y es en la parte final de la película cuando el director se mete en el bolsillo al público, haciendo dudar al espectador, quitando la careta a alguno de los personajes (y poniéndosela a otros), los últimos minutos dan sentido a todo lo que hemos visto y cierran de manera brillante esta trilogía.

Hay que reconocer aún así que la película flojea un par de veces debido a que el ritmo baja en ocasiones,  lo que hace que durante algunos minutos se nos haga un poco pesada, también se podía haber tratado algo mejor al personaje de Miranda Tate, ya que se es predecible lo que ocurrirá con ella (esa escena del juicio…)

No podemos hacer un análisis de “Batman, la leyenda renace” sin hablar en capítulo aparte de su villano, Bane, muy diferente a lo visto con Joker. Bane es una especie de forzudo con muchas mala ostia pero bastante inteligente. Actúa como un mercenario vinculado a la liga de las sombras, no llega a ser tan cruel y retorcido como Joker pero estoy seguro de que tampoco se buscaba eso en este malo malísimo, sobre todo viendo el desenlace de la película.

En cuanto a la interpretación de Tom Hardy (Bane), la verdad es que está bastante bien teniendo en cuenta que la máscara que lleva en todo momento resta obviamente expresividad a su actuación.

En cuanto al resto de actores, la mayoría ya conocidos de las entregas anteriores, todos están muy bien en sus personajes, quizás una de las nuevas incorporaciones, Anne Hathaway,  no me terminé de convencer, pienso que este personaje le hubiese ido mejor a otra actriz.

Ya para terminar y resumiendo, gran cierre de la trilogía, emocionante y épico a partes iguales, Con un Batman más héroe que nunca y un desenlace casi perfecto.

Anuncios

Crítica Los juegos del hambre

Llevaba algún tiempo sin escribir comentario alguno por el blog pero la verdad es que  llevo un tiempo desconectado del cine, he visto últimamente muy pocas películas y de las últimas que he visto casi mejor ni hablar.

Viendo lo poco atractivo de la cartelera nos decidimos hace un par de días a ver esta película. Sabía que estaba basada en una novela, la cuál no he leído, y la verdad es que no se si eso es bueno o malo, ya que la mayoría de las veces las obras escritas superan ampliamente a sus respectivas versiones cinematográficas.

No me voy a andar con rodeos, la película no me ha gustado. Había escuchado algún comentarios sobre la película y creo que ha ganado más de un premio en alguna gala juvenil al otro lado del charco aunque ni por una cosa ni por otra me llamaba la atención esta cinta y la verdad es que hubiese sido mejor ahorrarme el dinero de la entrada.

Sin entrar a destripar la película, la historia se basa en un país dividido por distritos, 12 en total. Cada distrito, como castigo por una rebelión pasada, tiene que entregar a un joven y a una joven para batirse en duelo en un programa televisivo.

Esta es básicamente la historia que nos cuentan. Me vienen a la mente tres o cuatro cintas que tratan de una u otra manera esta temática, tanto la cacería humana como entretenimiento (Juego de supervivencia) como la grabación de un programa de “falsa realidad” (El show de Truman), incluso creo recordar una película de Schwarzenegger que trataba sobre una carnicería humana en un show televisivo .

Para empezar la película es muy larga , más de dos horas que se hacen pesadas, demasiado. La primera hora, en la que se nos prepara para la acción carece de interés. La historia es simple, los personajes no terminan de llegar al espectador, la ambientación en momentos es ridícula (los ciudadanos de la capital de estos distritos se parecen al payaso de Micolor) y te aburres, te aburres mucho.

La segunda hora nos mete ya de lleno en el siniestro programa televisivo, y lo que llevábamos esperando algo más de una hora tampoco mejora lo visto anteriormente, la acción  es muy plana y está tremendamente mal rodada, el continuo movimiento de cámara en las secuencias de peleas lo único que consigue es que el espectador no vea absolutamente nada de lo que ocurre y llegue hasta a marear,  las escenas son predecibles, no hay ningún momento de tensión en esta “carnicería” entre jóvenes. Hay secuencias en las que, supuestamente el espectador se debe emocionar pero la historia es tan predecible y hay tan poco “feeling” con los personajes que en ningún momento eso se consigue.

A veces se intuye un toque de crítica a la sociedad que se presenta en la película, pero se pasa de puntillas sobre este tema y lo poco que se nos muestra en este aspecto tampoco está bien tratado.

En general creo que el problema de esta película es que no atrapa al espectador, se ve con un cierto desinterés debido a que nada en ella llama la atención, la complicidad con el espectador se esquiva constantemente haciendo que la película resulte fría y de escaso interés.

Si algo destaca levemente es la actriz principal, que hace un trabajo más que correcto y algún secundario como Woody Harrelson que tampoco lo hace mal en su personaje, poco más.

Larga y aburrida, enfocada creo a un público juvenil casi en exclusiva, me sorprende el revuelo que ha creado esta insulsa película.