CríticaTranssiberian

 Últimamente he empezado a ver películas según el director que las hace, y me explico mejor, pienso en películas que me gustaron, veo que director es el que las realizó, veo su filmografía, consigo algunas de sus otras películas y directa al dvd.

En este caso la película que me gusto en primer lugar fue “El maquinista”, cinta que ví ya hace unos cuantos años y me llamó la atención, y la película elegida para seguir con la filmografia del director (que se llama Brad Anderson) es esta (Transsiberian). Que si bien es una película entretenida , y bien trabajada en su primera parte, no me termina de convencer en términos generales, y ahora me explico.

Todo comienza con una escena de un asesinato en un barco en Rusia, un supuesto traficante de drogas apuñalado, aunque no hay restos de las sustancias traficadas. En esta escena ya conocemos a Grinko (Ben Kingsley), un veterano policía ruso (de narcóticos).

El resto de la acción se desarrolla en un tren, el transiberiano, que va desde Pekín hasta Moscú en un viaje de más de siete días. En ese tren viajan una joven pareja(bueno, quizás no tan joven), Roy y Jessie (interpretados por Woody Harrelson y Emily Mortimer respectivamente) que pronto conocerán a otra joven pareja , Carlos y Abbey (Noriega y Mara) más jovenes que ellos. Instantaneamente surge una fuerte atracción entre Carlos y Jessie, si bien esta atracción sexual está bien trabajada, a veces se fuerza un poco ciertas situaciones en la que ambos chicos “esquivan” a sus respectivas parejas. En estos minutos iremos conociendo a cada uno de los personajes, especialmente a la pareja mas mayor , ya que los jovenes se muestran en todo momento bastante  enigmáticos, así conoceremos el oscuro pasado de Jessie y la personalidad más familiar de su pareja Roy. Y también se nos irá mostrando a la joven pareja (Carlos y Abbey) como excesivamente misteriosos.

Está bastante bien trabajada esta parte de la película, en la que se nos va presentando un poco de la personalidad de cada uno, pero como dije anteriormente se fuerzan ciertas situaciones, problema que acompaña a toda la cinta.

En una de las paradas de descanso que hace el tren Roy pierde el convoy y dejará a su mujer como única acompañante de la pareja de jovencitos, estos,viendo que Roy no va con ellos pararán en el siguiente pueblo esperando que finalmente puedan encontrar a Roy. En este pueblo la “amistad”entre Carlos  y Jessie irá creciendo, ayudado por la imcomprensible ausencia de Abbey en determinados momentos.

La amistad entre Jessie y Carlos tendrá consecuencias inesperadas y es a partir de aquí, con la llegada de Roy en otro tren y la entrada de nuevo en acción de Grinko cuando la película se viene abajo.

La introducción de Grinko en este punto no termina de convencer. Por momentos da la sensación de que ciertas situaciones son casi surrealistas y el desenlace de la película, otra vez, resulta forzado, repleto de casualidades que se dan justo en el momento oportuno.

Si bien la historia de los personajes, la tensión sexual de algunos de sus protagonistas y la ambientación general de la película está bastante lograda, la trama principal de la cinta , una vez ya conocemos quién es quién, pincha por varios sitios y va perdiendo interés conforme avanzan los minutos. Hubiera ayudado un final algo más trabajado, más complejo en el fondo y menos, digamos, enrevesado gratuitamente en su forma. Si se hubiese mantenido la tensión en los minutos finales estaríamos hablando de una gran película de suspense. Al menos su  primera hora es bastante interesante, una lástima.

Crítica Réquiem por un sueño

Es curioso como he llegado en esta ocasión a interesarme por esta película. Todo comenzó ayer a mediodía cuando por casualidad leí que se estaban planteando realizar un “remake” de la saga Robocop, y que el director que habían planteado para tal propósito era Darren Aronofsky, que curiosamente es el director de esta cinta (aún no lo sabía). Ya puestos me puse a investigar sobre este director y descubrí para mi sorpresa que era el director de “El luchador” película que ya he comentado en el blog y que sinceramente me gusto bastante. Y entre otras películas de su filmografía estaba esta “Réquiem por un sueño”.

Había escuchado hablar de esta película , bueno , mejor dicho , me sonaba mucho su nombre y no me quedaba otra que ponerme a verla a ver que tal.

A diferencia de “El luchador”, la estética de está cinta en general es más “videoclipera” ya que juega mucho con efectos de cámara, ralentizaciones y aceleraciones, pantallas divididas, por momentos recuerda a Guy Ritchie, también viene a la mente “Trainspotting”, aunque con esta coincide en más cosas a parte de la estética.

La película trata principalmente del mundo de las drogas y de los efectos que causan estas en los cuatro protagonistas de la cinta: Una madre y su hijo, la novia de este y un colega de este mismo chaval. Como queda claro el protagonista es el chico (Jarde Leto) por el que quedan unidos el resto de actores principales de la trama.

Podría diferenciarse por una lado la relación entre los tres jovenes , todos ellos drogadictos y por otro lado la madre, una aburrida ama de casa obsesionada con los concursos televisivos.

Los tres jovenes drogadictos, que en principio parece que “controlan” el tema de la adicción, comienzan a traficar con drogas , aunque pronto tendrán problemas con el suministro y se empezará a ver los diferentes caminos que toma cada uno.

La madre por otro lado, recibe una invitación para participar en un concurso televisivo, y su obsesión por estar guapa y delgada para ese gran día le causarán más de un problema.

Si bien el ver las adicciones de los chicos es bastante interesante, sobre todo al comprobar como van afrontando cada uno los diferentes problemas que les irán surgiendo, se hace mucho más llamativa y dura la historia de la madre, una pobre mujer metida en un infierno.

Se abusa de los efectos de cámara en mi opinión durante toda la película, llegando a ser un tanto innecesarios en muchas ocasiones, aunque si que es cierto que esa descarga de imagenes en los minutos finales resultarán impactantes.

Es una película que destaca mucho más en lo visual que en lo elaborado de los diálogos , estos últimos en general son un tanto escasos y no aportan gran cosa a la película, pero las imágenes de como cada uno de los protagonistas va encarando su destino si son impactantes y transmiten al espectador una sensación de desesperación bastante lograda.

No puedo acabar este comentario sin alabar la interpretación de Ellen Burstyn en el papel de madre del protagonista, sencillamente magistral en toda la cinta. Borda el personaje, siendo este un papel bastante complejo.

Un duro acercamiento al mundo de las drogas desde varios puntos de vista, con una estética arriesgada, que si bien se hace por momentos un tanto pesada, acaba hipnotizándote especialmente en los minutos finales.

 

Crítica Insomnio

 Nunca me había llamado especialmente la atención esta película, ya hace tiempo que se estreno, allá por 2002 y la verdad es que, aunque tiene un reparto de lujo no me despertó interés. En aquella época su director, un tal Christopher Nolan, era casi un desconocido, había realizado un par de cintas, entre ellas la fascinante “Memento”.

A día de hoy, casi 10 años después Nolan es uno de los directores más cotizados del cine moderno, especialmente famoso por volver a encumbrar a la cima a un superhéroe que estaba en horas bajas, nada mas y nada menos que Batman, Con una de las mejores películas basada en un cómic que se ha hecho jamás “El caballero oscuro”.

Hace unos días revisé la filmografía de Nolan y comprobé que “Imsomnio” era una de sus obras, lo que hizo que, ahora sí, me apeteciera ver esta película. Y este mediodía me puse a ello…

El comienzo de la película nos sitúa en Alaska, donde un par de policías provenientes de Los Ángeles llegan para ayudar a los agentes locales en la resolución del asesinato de una joven. Uno de los policías, interpretados por Pacino, es una auténtica leyenda, aunque también parece que viene de Los Ángeles huyendo de ciertos problemas con sus compañeros.

Los métodos de Pacino despiertan cierto recelo en los agentes de Alaska exceptuando a una joven agente (Hilary Swank) , que se declara admiradora del trabajo del veterano policía.

A partir de ahí el grupo de agentes empezará a descubrir pistas sobre el presunto asesino, hasta que una de ellas, una mochila de la víctima , los lleva a una casa de pescadores abandonada en el bosque.

Un desafortunado accidente  en el bosque hará que Pacino acabe cometiendo un mortal error que , debido en gran parte a los problemas que ya arrastraba el agente desde Los Ángeles, le haga meterse en un gran problema, más aún cuando el autor del asesinato de la chica presencia el accidente.

Aparte de estos problemas, al veterano agente se le une que está en Alaska en una época del año en la que no se pone el sol , por lo que le es prácticamente imposible conciliar el sueño.

El planteamiento, que tampoco es especialmente original, si que se va haciendo interesante conforme avance la película, especialmente por ver la delicada situación en la que se encuentra Pacino y su particular relación con Robin Williams, un personaje que es especialmente inteligente y que hará que la situación del bueno de Al vaya empeorando conforme avanza el metraje.

Está muy bien tratado el agobio de Pacino, agravado por su insomnio, la relación incómoda que tiene que entablar con Williams y en general la ambientación de la película, que se desarrolla íntegramente en Alaska (bellísimas las imágenes que se nos muestran en la cinta).

Todas las interpretaciones están en un muy buen nivel, especialmente la de Pacino, ya que conforme avanzan los días  el insomnio empieza ha hacer estragos en él.

La dirección de la cinta es bastante buena, en ningún momento se hace aburrida y la sensación de agobio en ciertos momentos está muy conseguida, a lo que ayuda el guión , que sin ser para tirar cohetes ya que la historia no es nada del otro mundo, se hace interesante, como dije anteriormente, por la curiosa relación que mantienen algunos de los protragonistas.

El desenlace de la cinta es un tanto simple y predecible, aunque alguna conversación entre Pacino y Swank ya enlos últimos minutos del film es bastante interesante por lo que el veterano policía le aconseja a la joven agente.

Estamos ante un buen thriller policíaco, No pasará a la historia por ser de los mejores que hemos visto pero es innegable que tiene elementos más que de sobra para aconsejar su visionado

Crítica Tarde de perros

¿Cuantas películas habremos podido ver sobre robos a bancos? Posiblemente es una de las temáticas más  recurrentes del cine policíaco. En la mayoría de los casos se presenta a un grupo de ladrones con muchas malas pulgas, normalmente muy listos, que pone en aprietos a la policía hasta que esta, finalmente, da caza a los chicos malos.

Últimamente tampoco es raro ver a ese mismo grupo de chicos listos que roban un banco (o varios), pero en este caso se tiende a poner a los ladrones de parte del espectador, es decir , o no son chicos tan malos o incluso son ellos las víctimas de la película. En ambos casos detrás de la cámara debe haber alguien con un mínimo de oficio para hacer de la película un producto de cierta calidad. Ya se han visto demasiadas películas de este tipo y  casi lo hemos visto todo (podríamos quitar el casi). Y normalmente suele pasar que vemos películas que, si bien en algunos casos entretienen, no pasan por ser simples “refritos y remezclas” de títulos anteriores.

Curiosamente, en esta “Tarde de perros”, basada en un robo real sucedido en Brooklyn en 1972, no tenemos a un grupo de ladrones listos, más bien lo contrario, y tampoco destaca la policía , sobre todo en sus primeras intervenciones, por ser un ejemplo de buen hacer ante un robo.

Todo comienza cuando tres tipos, bastante nerviosos, entran en un banco para cometer un robo, entran ya a última hora de la tarde, poco antes de que el banco cierre sus puertas.

Nada mas entrar, el trío sufre su primera adversidad, uno de los chicos no aguanta la presión y se marcha. Ya en estos primeros minutos vemos los nervios y la poca previsión de los atracadores, ya que todos son dudas en la manera de actuar.

El primer problema (sin contar el abandono de uno de los compinches)  se plantea cuando los dos ladrones ven que la recaudación de la caja fuerte es sensiblemente inferior a lo que pensaban. Y el segundo gran problema viene poco después, cuando aparece la policía, nadie sabe como han llegado allí tan pronto pero el hecho es que están frente al banco.

El plan , ya de por sí improvisado, se complica. Si el protagonista del robo, Sonny (un grandísimo Al Pacino), no sabe muy bien como actuar, tampoco se ve que la policía tenga muy claro el modo de parar a la pareja de ladrones.

El carismático Sonny saldrá a la calle en un par de ocasiones para hablar con el responsable de la policía, un tal Moretti, otro personaje que se ve sobrepasado por los acontecimientos, y será en estas salidas cuando, arremetiendo a viva voz contra la policía, se gane el favor de todos los curiosos que ven el desarrollo de los acontecimientos.

Ya con la gente de la calle a su favor, y en parte con los propios rehenes, con los que se muestra bastante respetuoso en todo momento, comienza a negociar con la policía, y será entonces cuando pida hablar con sus “seres queridos” y será ahí cuando conozcamos la finalidad del robo (bastante sorprendente).

Si hasta aquí la película me estaba pareciendo sencillamente genial, por el tratamiento que se da a la forma de actuar de los dos ladrones, el carismático y dubitativo Sonny y el frío y el enigmático  Sal, tanto en el trato con los rehenes como con el trato con la policía, y en como Sonny se va convirtiendo casi sin querer en el bueno de todo este lío, a partir de aquí, a partir de las conversaciones telefónicas que tiene Sonny con sus “seres queridos” (lo de las comillas en seres queridos tiene su explicación) la película pierde fuerza y ritmo, estas conversaciones, dos para ser exactos, resultan tan extrañas y frías en su contenido y forma, que me hace pensar o que ha podido haber algún tipo de fallo en el doblaje, o bien algún fallo en la traducción, ya que por momentos estos  diálogos  llegan a ser un tanto inconexos, especialmente el primero de ellos.

Esta pequeño bajón en la película se mantendrá hasta pocos minutos antes del desenlace, muy correcto por cierto, aunque también habría que decir que este, digamos “bache”, no puede empañar un magnífico trabajo tanto en la dirección y en el guión, como en las interpretaciones, en las que destacaría especialmente tanto la de Al Pacino como la de Chris Sarandon (El primer policía que trata con Sonny).

Estamos ante una película que trata brillantemente un suceso real como fue el robo de un banco en los años 70, Dándole un tratamiento excepcional tanto a los ladrones como a los rehenes y la policía, y que pincha levemente en algunos de los diálogos más importantes del film al no lograr transmitir prácticamente ninguna emoción al espectador.

Crítica Death proof

 Supongo que a estas alturas no habrá casi nadie en el mundo que no conozca a Tarantino. Es uno de esos directores que no gustan a todo el mundo, por ejemplo, no se me ocurriría recomendarle una de sus películas a mi madre, por que es uno de esos directores diferentes, tanto en la puesta en escena como, especialmente, en la forma de relatar sus historias.

Para mí es un director sencillamente genial, me encantó ” Reservoir dogs”, “Pulp fiction” que fue emitida ayer, es una auténtica obra maestra, me gustó, aunque algo menos “Jackie Brown”, Y su última obra “Malditos bastardos” ha sido una de las mejores películas que he visto desde hace un par de años.

Curiosamente tenía pendiente esta “Death proof” desde hace ya varios años, tenía por ahí el dvd pero, hice un primer intento de verla hace cosa así como un año y sólo pude ver los 10 primeros minutos, así que la dejé en tareas pendientes y hoy he terminado esa tarea.

Ya cuando ví aquellos 10 primeros minutos me aburrí bastante, un grupo de chicas conversando sobre temas bastante intrascendentes, la verdad no me llamó la atención , pero eran sólo 10 minutos de una película que finalmente dura algo más de una hora y media.

Después de esa hora y media larga he de decir que me he aburrido más aún. No me ha gustado nada esta película. Los diálogos son largos y aburridos, la historia es inexistente y cuando ves el “the end” del final lo primero que pensé es “vaya bodrio me acabo de tragar”. Si no hubiese sido una película de Tarantino a la media hora apago la tele.

Podríamos dividir la película en dos partes. La primera en la que se nos presenta un grupo de tres amigas con ganas de juerga que están preparando una huida al lago para pegarse una juerga, pero antes hacen parada en un bar de mala muerte para tomar unas copas, y allí conoceran a un peculiar especialista de cine, interpretado por Kurt Russell (Es importante decir que este especialista posee un coche, preparado para escenas de acción, que, según él, está hecho “a prueba de muerte”). Hasta este punto la película sólo plantea un sinfín de conversaciones, principalmente entre las tres chicas, que no tienen trascendencia alguna en el devenir de la película , y encima son aburridas y cansinas a más no poder, lo más interesante es sin duda un bailecito erótico que se pega una de las chicas con el especialista, y llevamos ya 40 minutos de película. El encuentro con estas tres chicas, al final son 4 ya que aparece una amiga de última hora, tiene un final bastante sorprendente aunque un tanto ridículo, sobre todo en los minutos posteriores al desenlace (no quiero contar nada de lo que pasa porque me cargo la película).

La segunda parte de la cinta se sitúa 14 meses después del primer encuentro con las chicas. En esta ocasión el especialista Russel (tiene otro nombre en la película pero no lo recuerdo), se topa con otro grupo de 4 chicas que también se disponen a hacer un viaje de mini-vacaciones, en este caso curiosamente, dos de ellas son especialistas de cine también.

La mecánica es la misma, encuentro casual con las chicas, conversaciones entre ellas aburridas y sin ninguna relevancia, y, de repente, sin saber muy bien como, una de las especialistas informa a sus compañeras que su sueño de toda la vida es conducir un modelo de coche concreto y que , casualidades de la vida, venden uno en el pueblo en el que ellas se encuentran, así que quieren ir a casa del vendedor a probar la máquina. No cuento nada más aunque supongo que cualquier lector espabilado podrá deducir que ocurre a partir de aquí.

El desenlace de la película es una chorrada de grandes proporciones, Ni en eso está acertado el amigo Tarantino.

Después de ver la cinta me quedan claras unas cuantas cosas, que acabo de ver, con diferencia, la peor película de Tarantino, que me he aburrido durante una hora y cuarenta minutos más de lo que me hubiese gustado, que muchas veces en el cine los diálogos no dicen nada en absoluto , y esta cinta es una prueba de ello, y para finalizar que hay películas que no cuentan nada en absoluto, o cuentan muy poco.

Bueno, supongo que todos los grandes directores hacen alguna que otra película que no pasará a la historia, me da a mí que esta “Death proof” nos será recordada entre las mejores cintas de Quentin.

Crítica Carretera perdida

 Nunca había visto ninguna película de David Lynch. Sabía que había sido el creador de la serie Twin peaks, sabía que era un director muy personal , alejado de los convencionalismos marcados por la industria americana y también sabía que su cine es muy complejo , pero he de reconocer que no sabía hasta que punto.

Nunca me había pasado que después de terminar de ver una película no supiera si me había gustado o no, y el primer impulso que he tenido al ver esta cinta es volver a poner el dvd en marcha para volver a verla con todos mis sentidos puestos en ella.

No se puede negar que la película es misteriosa y envolvente, y que te deja muchísimas dudas cuando acaba. No sabes muy bien como interpretarla, ni que ha pasado realmente, ni quién es quién en todo este embrollo (Si alguien lo tiene claro por favor que no dude en enviarme un comentario detallado).

Se perciben muchos detalles que pueden pasar desapercibidos y en cambio son muy importantes (esa llamada al porterillo al empezar la película tiene mucha importancia ya casi al final). Estamos ante una película muy compleja , que no gustará a muchos (no se ni si me ha gustado a mi), con toques surrealistas debido a la locura del protagonista.

Todo comienza con una pareja de jovenes, un saxofonista y una atractiva chica, interpretados por Bill Pulman y Patricia Arquette, que parece que no están pasando por un buen momento en su relación, es interesante ver como se muestra al músico como una persona celosa e insegura.

Una mañana empiezan a llegar sobres con cintas de video que muestran, en un principio, el exterior de la casa de la pareja, una segunda cinta muestra algo más , y es que esa grabación continua en el interior del domicilio, lo que hace que los jovenes se asusten y llamen a la policia. En el dialogo entre policía y saxofonista este último da síntomas claros de que está sufriendo algún trastorno.

La pareja recibirá una tercera cinta en la que se puede ver el cuerpo sin vida de la joven supuestamente a manos de su amado.

El músico será acusado de asesinato y condenado a pena de muerte. Un buen día, en la celda del músico , sorprendentemente y sin saber cómo , se encuentra otro joven, nadie sabe como explicarlo pero ha pasado.

Al no ser este el condenado a muerte, la policía lo tiene que soltar, aunque lo vigilará de cerca.

A partir de aquí empezarán poco a poco a suceder extrañas coincidencias entre la vida del músico y la del joven.

Si bien la película a partir de aquí discurre con una relativa normalidad, en los momentos finales el cruce de personajes y la mezcla de lo real y lo irreal hacen que andemos muy confundidos hasta que termine el film.

Tengo la sensación que la intención del director era, principalmente, dejar que cada espectador tenga su propia percepción de lo que acaba de ver, sin dejar la historia para nada cerrada, más bien todo lo contrario, y estoy seguro que todo aquel que la haya visto tendrá una opinión muy personal de lo que acaba de visualizar, y que será complicado que dos personas coincidan en el resumen final de la película

Crítica Indorphine Glowsticks For Clubbing Baby Seals

 Como habréis podido apreciar por mis comentarios musicales (Exceptuando a los geniales “The mars volta”), Tengo una preferencia clara por grupos de rock con sonidos bastante agresivos, se podría decir que soy un fan del llamado “new metal” pero en su vertiente más cañera, Grupos como Slipknot, Mudvayne , Korn y Deftones, estos dos últimos sobre todo  en sus comienzos y así un largo etcétera forman parte de mi discoteca particular. Podría tirarme horas hablando de grupos casi desconocidos que me gustan bastante (Relative ash por ejemplo para los fans del Adrenaline de Deftones o Flymore para los fans de los últimos discos de Korn) y quizás algún día lo haga, pero hoy nos ocupa un grupo de esos desconocidos que me ha llamado la atención especialmente, un grupo agresivo y cañero como pocos , que hará las delicias de los fans de grupos como Mudvayne y Slipknot, principalmente de los primeros.

El disco que nos ocupa salió en 2006 y que yo sepa hasta la fecha este grupo no ha publicado nada más , una pena debido a lo original de la propuesta.

Lo primero que habría que decir es que este grupo tiene una gran similitud con el primer disco de Mudvayne, ese brutal “LD50”, aunque para mi gusto tiene un sonido algo más fresco ya que en algunos temas juegan con sonidos que nos recuerdan a System of a down (temas como Spaghettil), en otros nos recuerdan a grupos Hardcore (port o culture), y como no también hay temas bastante melódicos (Blue eskimo y radio whore sobre todo), El resto es caña , caña y más caña, con temas impresionantes como Uncle winkle´s hump palace, Spaghetti, 1,5 (Este me recuerda al people = shit de Slipknot sobre todo al principio) y prácticamente todo el resto de temas, en los que la voz gutural del cantante (no siempre) , las guitarras distorsionadas y un bajo que suena de lujo, acompañado de un bateria competente, nos hará pasar un rato más que agradable (y desagradable para el que no disfrute con esta música, que son la mayoría).